Palabras, solo motivos.

El poder de las palabras es innegable, basta con ver un poco de historia al respecto, las ideas plasmadas en papel no solo han cambiado mentes, han derrumbado imperios, para bien o para mal, son agente de cambio.

Sin embargo es muy difícil encontrar las palabras necesarias o más bien precisas cuando una persona necesita escuchar la solución a un problema, un problema quizás conocido para ti y cuya solución puedes brindar, pero que por más que intentes explicarlo, esta persona no lo comprenderá.

Las masas se vuelven manipulables cuando se alcanza el punto de saber que las motiva, de nada sirve hablarle de estado de derecho a una población cuya cultura desestima la correcta democracia y le interesa únicamente el bienestar aunque este sea temporal, responderá al que le oferte mejor lo que en realidad le importa. Muchos pueblos hoy en día así son y por tanto la conciencia de nación se pierde totalmente.

Lo mismo sucede con una persona que se encuentra en el atolladero de lo “sin razón”. Muchas veces no sirve de nada mostrarle el camino a seguir si nada la motiva a continuar, aunque la obviedad sea casi ofensiva, una persona no saldrá de sus problemas si no hay algo que la motive, muchas veces ese motivo nadie lo propicia, y es cuando se comprueba el paradigma que el poder de decisión radica en la decisión misma y no en el quien decide.

Curiosa a veces la forma en que podemos llegar a este tipo de conclusiones, irónicamente es el pasado, el que muchos dicen enterrar y otras ignorar, pero es este siempre presente pasado que somos y seremos, el que nos ayuda a dilucidar la solución a nuestra necesidad y ayudar a encontrarla a quien necesite “el motivo”.

La sonrisa no tiene precio, más cuando esta la provoca la gracia, la gracia de ser libre, verdaderamente libre, la libertad solo podrían ser palabras, pero no dichas por cualquiera ni motivadas por lo común.

https://www.youtube.com/watch?v=qHm9MG9xw1o

2 comentarios en “Palabras, solo motivos.

  1. “Las masas se vuelven manipulables cuando se alcanza el punto de saber que las motiva”.
    Una frase fuerte. No me había puesto en pensar en eso, pero tienes razón, la motivación hace que la gente se mueva. Las personas gastan energía y luchan por algo, cuando tienen una razón por el cual hacerlo, sino no moveran un solo dedo.

    1. Lo peor en ello es que muchas veces los motivos son egoístas, se van por el motivo que mayor ganancias individuales les de, sin importar el bien común, esto es cuestión de cultura claro está, y es lo que muchos no entienden. No se trata de hacer mover a las masas, se trata de cambiar su psiquis, y eso no se logra de la noche a la mañana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s