El no opinar, nos hará libres

Eugène Delacroix: La liberté guidant le peuple
Eugène Delacroix: La liberté guidant le peuple

El día que asumí la identidad como, Brujo Blanco primero, y finalmente como Forastero Lector, nunca imagine que asumir una opinión o postura respecto a cualquier tema podría generar diversidad de opiniones contrarias a favor o semi a favor de dicho tema, que a su vez me llevaría a entablar una discusión por defender mi punto de vista, pues tengo derecho a tener un punto de vista y coexistir con él, me costó mucho entender que esto me dará tranquilidad siempre y cuando sepa donde expongo mi punto de vista.  Mejor calla, callar es la nueva forma de tener paz y ser libre.

Hoy todo el mundo tiene algo que opinar respecto al calentamiento global, ideología política, Barcelona vs Madrid, ateísmo o creyente, y esto siempre traerá consigo la confrontación, eso se lo debemos a la Revolución Francesa y su gloriosa proclamación de los derechos del hombre.

Lo más interesante es cuando te das cuenta que al identificarte con cierta postura o ideología te enteras que dentro de ellas hay otras divisiones y variedad de opiniones, confrontaciones, etc., y todos por igual tienen el libre derecho a expresarse, libertad de expresión.

Viendo hacia atrás me he enterado que ha pasado de ser fan de Paulo Coelho a lector de clásicos rusos, lo cual me ha servido para reivindicarme ante los lectores de “pedegree”, perdón, lectores que leen lectura de calidad, clásicos en su mayoría, premios nobel o Grandes Escritores desconocidos, es decir a los grandes genios de las letras; aunque ese triunfo lo he visto opacarse gradualmente cuando en mi Facebook inicie a publicar una fotos de la imagen de la Virgen María que tengo en casa y que yo mismo arreglo, más aun, en el caso de Nicaragua cambia mucho más la imagen de un lector en el mundo intelectual si este afirma ser afín al gobierno.

Ahora dentro del mundo católico también hay campos de batalla que antes ni enterado, avivados con el Papa Francisco, el cual desde su primer salida al balcón central de la Basílica de San Pedro provoco en los modernistas emoción pues supieron que este era el héroe esperado luego de que dimitiera Benedicto, y en los “tradi” junto a los conservadores el horror pues sabían que un nuevo campo de batalla se abría ante ellos. En este sentido, he dejado de ser papolatra (se supone que es un derecho en pro de ser libres el cambiar de opinión), como es de esperar de ser parte de las grandes masas ahora soy cismático, retrogrado y fundamentalista.

En cuanto a género, no basta con declararte en contra de la violencia intrafamiliar, la defensa de la mujer y derechos homosexuales, si en este gremio afirmas tu fe católica nada valen tus buenas intenciones, peor aún si en el gremio católico se enteran que digo que los “homosexuales merecen tener sus vidas a como les plazca”, eso te vuelve libertino, hereje y modernista.

No se diga de la resistencia indígena, de eso ni hablar, al igual que es sorprendente a veces encontrarme con personas que son admiradores eternos de la monarquía.

En resumen, la “Democracia” es la gran dictadora del mundo actual, en su nombre se hace de todo, y por regla general debe de existir una opinión, pero esta jamás sobrevivirá por sí sola si es que quiere trascender, solo las grandes opiniones e ideas impuestas son las que aglutinan seguidores, al final la libertad nunca es completa, por eso afirmo que la democracia sigue siendo una utopía así como el ecumenismo una mentira, la tolerancia y la libertad son inexistentes en las sociedades “Democráticas”.

Esta es una opinión, que seguro, generará sus opiniones contrarias, tal vez opiniones al estilo Charlie Hebdo, ya todo se puede esperar en este mundo libre pensante, y si, yo no soy “Charlie”, si bien es cierto condene la masacre del fundamentalismo, no puedo estar a favor del fundamentalismo, pues el semanario Charlie Hebdo, es ese perfecto ejemplo de la “Democracia” que hoy impera en el mundo, atacar lo que otros creen y defienden es válido, mucho más si es en materia espiritual, eso también es fundamentalismo y fanatismo, Dios me libre decir esto en un estado de red social, y Dios me libre aún más si pronuncio la palabra Dios en este SIGLO XXI.

PD: y eso que no hable del comunismo, marxismo y todos los “ismos” que existen hoy día.

2 comentarios en “El no opinar, nos hará libres

  1. 😀 si has tocado temas delicados para todas las personas, y es normal que muchas personas no estén de acuerdo con tus palabras, y otras que van a estar muy de acuerdo con tus palabras. Pero el mundo es así, muchas personas crecieron en ámbitos diferentes, con ideas inculcadas diferentes, ideologías políticas diferentes…. hay personas que son fundamentalistas y otros no. Y el mayor problema no es tanto en lo que crees sino en el nivel de fanatismo que eso conlleve, y es eso lo que inicia muchos problemas en el mundo actual. Y si es verdad que el no opinar te puede meter en menos problemas. Me imagino que muchas veces se busca el tacto en cómo se dicen las cosas dependiendo con quien estés debatiendo estos temas.

  2. Sin duda estamos viviendo en una época en la que hay diversida de opinion y crítica mi buen amigo, y bien, a esto es a lo que ustedes con su noble trabajo se exponen, pero debes tomarlo con agrado, ya que es algo inevitable.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s