Retrato en Sepia

Retrato En Sepia portada
Retrato En Sepia portada

Opinión Forastera No. 15

Retrato en Sepia

Isabel Allende

2ª. Ed. Debolsillo. 2012. México. Colección Contemporánea.

Hace más de un año no leía nada de Isabel Allende, he aprendido a no saturarme con los autores que sigo, Allende es una de mis escritoras predilectas, aunque más su estilo de contar historias es el que me fascina, confieso que me decepcioné un poco cuando supe que exploraba el género policiaco en su último libro, pensé que Willy Gordon su esposo la contagiaría de su pasión propia, sin embargo m consuela saber, como lo he comprobado en varios blogs, que el estilo de Isabel no se pierde en “El Juego de Ripper”.

Un amigo me decía que de Allende le desagradaba el hecho de que se quedó encasillada en la novela decimonónica, del siglo XIX, que pudo dar la gran novela y no se atrevió. Volverme a encontrar con Allende después de tanto tiempo fue una bonita experiencia, comprobé que es precisamente lo que a mi amigo antes citado le desagrada, lo que a mí me encanta, aparte de sus arrebatos de ironía que podría despertar celo fanático en un lector que no la conoce, y esa capacidad que tiene de entretejer vidas y construir escenas capaces de arrancarte una carcajada.

Retrato en Sepia es una historia contada por Aurora del Valle (si, del mismo clan del Valle que tiene protagonistas en La Casa de los Espíritus), Aurora explora el pasado de su familia paterna y materna en la primera parte, sus abuelos Tao y Eliza (que viene de “Hija de la Fortuna”) y Feliciano Rodríguez de Santa Cruz con su Esposa Paulina del Valle, esta última, una mole de mujer, prototipo feminista que impone Isabel Allende en esta historia, teniendo de escenario la ciudad de San Francisco, ya alejada de esta la fiebre del oro.

En la segunda parte corresponde a la propia Aurora contar sus vivencias, ahora viviendo en Chile en la casa señorial de su abuela Paulina del Valle, su amor por la fotografía y los infortunios de un matrimonio que transformaron su vida.

Una novela que a su vez construye la realidad de San Francisco y su barrio chino a finales del siglo XIX, así como la guerra del pacífico entre Chile y Perú donde Bolivia perdió su salida al mar, y la revolución que asolo Chile en la misma época, la atmósfera de progreso, los países descritos, la penumbra de las mansiones chilenas, todo esos elementos adore y disfrute mucho, no pude evitar recordar que posiblemente un príncipe en potencia se pudo topar con Aurora o Paulina en las calles de Valparaíso, me refiero a Rubén Darío.

Bien, Retrato en Sepia resulto ser un bonito reencuentro con Isabel, pero no lo niego, hubiera sido imposible disfrutar de sus obras leyéndolas de un solo tirón, las novelas de Allende se disfrutan mejor a la distancia, lo tengo comprobado.

Recomendable, sin duda, para quienes aman su estilo, esta novela es un excelente ejemplar de Allende.

9 comentarios en “Retrato en Sepia

  1. Las novelas de Allende,que aún no salen de Macondo,pero que debo decir que en Ines del Alma mía hice las pases con la Chilena,al grado de leerla durante tres meses “afiebrado”,procurándome todo lo que ha escrito.Su fuerte son esas novelas de época o las que no salen del monte,como la ciudad de las bestias.

  2. Isabel Allende tambien me gusta su estilo, aunque por ahora estoy lejos de leer algun otro libro de ella. Ahorita tengo una lista de novelas que deseo terminar. Pero algún día será un placer volver a leerla.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s