El Señor de Barad-dûr

La Sombra de Sauron. Ilustración de Ted Nasmih
La Sombra de Sauron. Ilustración de Ted Nasmih

Inglaterra mediados del siglo veinte, una sombra se acrecienta al oeste del país, una sombra que amenaza a los países libres del este de Europa, ¿A qué les recuerda?

Mucho se ha dicho de la obra de J.R.R. Tolkien y su obra magnánima, y no solo me refiero El Hobbit y  la trilogía del Señor de los Anillos, si no a los libros que preceden a la historia contada pero que fueron escritos después y publicados en forma póstuma algunos, es que son solo una alegoría de Inglaterra durante la segunda guerra mundial. Tolkien siempre lo negó, sin embargo podemos encontrar algunas similitudes, ahora bien, que Sauron sea la metáfora de Hitler, bueno, aun no puedo definir mi opinión al respecto.

El motivo de este post, es precisamente Sauron, el señor oscuro, señor de Mordor, señor de Barad – dûr, morador del país del nigromante en el bosque negro (El Hobbit) y morador de la Torre del Ojo sin parpado, la torre oscura de Barad – dûr.

Sauron se presenta en los anales y apéndices del último libro de la trilogía, como un eterno impostor y traidor, que engañó a los altos elfos que forjaron los anillos (Tres anillos para los Reyes Elfos del cielo. Siete para los Señores Enanos en casas de piedra. Nueve para los Hombres Mortales condenados a morir. Uno para el Señor Oscuro.) el, un ser con mucha astucia y poderes mágicos, engañó a los Elfos para conocer la forma de forjar los anillos, luego él se marcho a mordor  y en Orodruin el Monte del Destino forjo el único, el que dominaría al resto, el anillo de poder.

Pero esto fue después, luego de que sus artimañas hundieran el reino de Numenor. Es uno de los principales protagonistas de la obra de Tolkien. Pero en lo que leí fue uno de los que cuya imagen no me quedó muy clara, Tolkien no ofrece una descripción precisa de el físico de Sauron, cuando lo tuvo, y luego solo es una presencia sempiterna sobre Mordor, cada que me encontraba con la palabra “Sauron” venían a mi mente colores oscuros y grises, sinónimo de maldad y miedo, un inmenso poder que atemoriza.

Un ser sin duda que carece es escrúpulos, somete con facilidad y muy muy astuto, luego de que el concilio blanco lo expulsara del bosque negro (evento que sucede mientras Bilbo viajaba solo con los enanos en busca de la Montana Solitaria), y Saruman el blanco, líder del concilio, se asentara en Isengard y le fuera entrega la torre Ortanc, Sauron mediante las Palantir, logro ganar la lucha mental en contra de Saruman, logro pasar a su bando los poderes de este mago, nada desdeñables, logrando así tener un fuerte aliado para atacar Roham, Anorien y Gondor, lo que Saruman no sabía era que su nuevo amo lo suplantaría por el lugarteniente de Barad – Dûr, uno de los nueve.

A otro que mediante astucia logro engatusar por medio de una Palantir fue a Denethor, último senescal de Gondor, pero a este no lo plegó a su lado, simple y llanamente lo dejo exhausto y sin fuerzas para seguir. Denethor esperaba perder el asedio de Minas Tirith, y se hubiera hecho efecto pues Denethor no tenía ya fuerzas para luchar.

Sauron no contaba con la vivacidad y la fuerza contenida en los pequeños habitantes de la Comarca, en primera, un Hobbit, (no con toda seguridad, pero si el narrador afirma que Smeagol o Gollum posiblemente era un hobbit), encuentra el anillo y lo posee hasta que el poder lo consume y lo deforma, hasta que mediante acertijos otro Hobbit astuto llamado Bilbo se lo arrebata, y luego, un Hobbit valiente se atreve a traspasar y entrar a su reino con la osadía de destruirlo. Creo que Sauron, aún de estar enterado de que el anillo estaba en la comarca, no se tomó muy en serio que estas criaturas insignificantes representasen mucho peligro. Aunque los espectros invadieron la comarca, antes lo habían hecho sus espías los cuales habían sido rechazados por los Dunedain o montaraces del norte, al que pertenecía el ser humano al que más temía, Aragorn, cuyo nombre real era Elassar, todo fue muy tarde, estuvo muy ocupado luego y su ojo sin parpado fue incapaz de ver el peligro que caminaba diminuto hasta las faldas de las grietas del destino.

Desde el principio de libro, como todo libro de Fantasía, uno tiene la corazonada de que el mal no triunfará, sin embargo Sauron y su astucia bien podría ponernos a sudar en más de un momento, sentimos la tensión y el terror que desata la sola existencia de Sauron en toda la tierra media.

Luego de su desaparición, el mal que Sauron forjo no desaparece del todo, Frodo, Gandalf y Bilbo, personajes con los que nos encariñamos, se ven obligados a abandonar la Tierra Media debido al mal que Sauron dejo en lo más profundo de su ser.

Los invito mis lectores a conocer más de cerca a este singular personaje, ustedes juzguen, y considérenlo o no, como uno de los mejores villanos logrados por un escritor.

Anuncios

3 comentarios en “El Señor de Barad-dûr

  1. Sauron, El Aborrecido.
    Maiar al servicio de Aulë hasta caer seducido por Morgoth. Como el mismo diablo cambiaba de nombres, Amo Negro, Annatar, Aulendil…engañó y asesinó, y fingió estar arrepentido para sobrevivir en la Primera Edad. Se hizo pasar por elfo enseñándoles a forjar los anillos a cambio de todo lo que les fue robando y los enemistó con los Valar…
    Un malvado que no ha descansado jamás, de la pluma de Tolkien. Un personaje fascinante que, como bien dices, no sabemos su aspecto, tal vez porque era capaz de utilizar la magia para modificarlo y así ayudarse en sus embustes.
    Una gran entrada, te felicito.
    Besos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s