“La Biblia” y “Diario de una Ninfómana”

Algo muy curioso paso hoy. Me dirigí a la Liberia Rubén Darío de esta Ciudad de Estelí en Nicaragua, a comprar, como es ya mi costumbre, un libro. Siempre lo hago después que recibo mi pago, y es que, es mucho mejor gastar el dinero en libro que en otras cosas tontas.

Pues bien, esta vez adquirí “Diario de una ninfómana” de Valérie Tasso, escritora francesa. Me dirigí a la parada de autobús a esperar la ruta urbana, con el fin de dirigirme a la Universidad donde trabajo.

Una vez en al unidad de transporte, me senté y desvirgue el libro, es decir, le arranque el forro para poder empezarlo a leer. Es increíble la sensación que experimento al abrir un libro, pero ese será tema de otra publicación en mi blog. 

Inicie a leer el libro, el cual estaba buenísimo, luego de tanto Coelho, Isabel Allende, y Gioconda Belli, es bueno leer estas obras de escritores nuevos con temas novedoso y a la vez antiguos, como el sexo y el síndrome de las ninfas. No me di cuenta cuando un niño se sentó a mi lado, y no le preste atención, me dedique a la lectura del libro que me absorbió.

Ya serca de mi destino, el niño (que durante el trayecto no había dejado de verme, por lo cual me vi obligado a ocultar los pezones y las piernas desnudas que decoran la portada de libro) me hizo una pregunta que me sorprendió un poco – ¿Es evangélico? – a lo cual automáticamente respondí que no, pues soy Católico. Dispuesto a no ponerle importancia regrese a mi lectura pero algo me paso por la mente y me pregunté ¿Parezco evangélico?. No quise quedarme con la duda y le pregunté –  ¿Por qué? – y hasta ese momento me percate que el niño andaba descalzo, y sucio, a todas luces uno de los tantos niños que piden en la calle.

El niño me respondió – ¿Es que lo vi leer?. No pude evitar sonreír, y disimular una carcajada en mi interior. Además de sorprenderme el hecho de que un niño asocie la lectura a los evangélicos o protestantes, me causo mucha gracia que el dedujera que lo que estaba leyendo era “La Biblia”, y sonriendo le dije – No es Biblia lo que leo  – y sin esperar a que preguntara que era lo que leía, para evitar más explicaciones y tal vez una mentira piadosa, resolví seguir en mi lectura, el niño antes de bajarse del autobús me pidió un córdoba, para su mala suerte solo andaba cincuenta centavos en la mano, y se lo di. Sin dar las gracias y decirme adiós, se bajo del bus y lo perdí de vista.

No es de extrañar que a los evangélicos (el término mas apropiado creo que es  cristianos protestantes) los asocien con la biblia más que a los católicos, es una de sus principales cualidades. Pero lo mas cómico de todo esto, es que ni siquiera estaba leyendo la Biblia, estaba leyendo un libro, cuyo contenido tal vez atente a la moral, aunque el sexo ya no es tabú, la moral seguirá existiendo aunque ya nadie la respete. Y un libro con las mayores lecciones de moral es la Biblia. Ahora bien, ese niño me enseño una lección muy grande.

Es cierto que un día no es igual a otro, es cierto que cualquier día puede suceder un milagro, así que también es posible que Dios se valiera de este niño para recordarme que el también tiene un libro y que yo hace dos días que no lo abro y no leo una de sus páginas, quisas hoy que lea mi Biblia, en la noche antes de acostarme encuentre la respuesta a los problemas que me aquejan, quizá Dios, por medio de ese niño me quiso decir que tengo que leer la Biblia, que es la forma más fácil que puedo acercarme a él, pues me gusta leer.

No se, pero este hecho curioso en mi vida, que tal vez parezca insignificante, puede tener muchos significados e interpretaciones, y aunque yo cuando lo recuerdo no puedo evitar esbozar una sonrisa, pués todo me pareció muy cómico,  si me ha obligado a detener mi marcha y reflexionar sobre su significado.

Escribe: Aldo Gutiérrez.

Anuncios

10 comentarios en ““La Biblia” y “Diario de una Ninfómana”

  1. De diario de una ninfomana solo he visto la película, la Biblia desgraciadamente ahora me da sueño el solo tocarla. buen post, gracias por recordarnos lo valioso de este libro antiguo y muy provechoso.

    No considero correcto tu expresión …que a los evangélicos (el término mas apropiado creo que es cristianos protestantes)…

    Ya que un evangelico no es un protestante, la iglesia catolica lo considera asi. En todo caso si fuera así, al referirte a un protestante también te referirias a un musulman, adventista, testigo de Jehová, mormon, etc.
    Y el niño solo te llamo Evangelico.
    Y si estabas leyendo con los lentes puestos entonces si le doy la razón al niño de considerarte evangelico.

    1. Obvio, son Católico y para mi, todas las denominaciones exteriores las considero protestantes, además si le ves un significado, Lutero protesto y se opuso a muchas cosas de la Iglesia (muchas de las cuales estoy de acuerdo con él), pero al fin, es un simple nombre o abjetivo, tal vez hubiese utilizado el de “Hermanos separados”, igual y no estarías de acuerdo jejejeje….

  2. La Revelación de Dios es una de nuestras principales doctrinas como cristianos. Dios ha hablado, y el libro que llamamos “Biblia” es Su Palabra escrita. Creemos en la Revelación de Dios al hombre, a través de la cual podemos conocer Quién es Él, quienes somos nosotros, nuestra condición y cuál es el camino de salvación.

    Toda la Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para reprender, para corregir y para instruir en la justicia, a fin de que el siervo de Dios esté enteramente capacitado para toda buena obra. 2 Timoteo 3:16-17

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s